Tema de la semana

#ELTEMADELASEMANA: CARTA A MI YO DEL PASADO

carta a mi yo del pasado

Por pocas películas o series que hayas visto sobre el tema, sabrás que viajar en el tiempo es algo arriesgado. En cualquier viaje en el tiempo lo único que necesitas saber es que no puedes provocar cambios en lo sucedido. De lo contrario te arriesgas, y mucho, a alterar el curso natural de las cosas y a que el presente, tal y como lo conoces, deje de exisitir. ¡Ahí es nada!

Siguiendo esta consigna, en la que creo firmemente, pensar en enviarme una carta a mi yo del pasado me da demasiado miedo. Seguramente podría tener un presente mejor si hubiese tomado otras decisiones. Pero dudo que nada merezca hacer tambalear lo que es mi vida ahora. No, no es un más vale malo conocido que bueno por conocer. Es un quiero la vida que tengo aunque sé que puedo vivirla mejor.

Pero la idea me seduce, me parece tierna y reveladora a la par. Y no dudaría en aprovechar la oportunidad si me fuera posible. Así que después de darle unas cuantas vueltas he encontrado la manera. Sé como comunicarme con mi yo del pasado sin el riesgo de modificar la história de la humanidad. Me dejaría notas anónimas.

Buscaría el momento adecuado (esos en los que necesitas encontrarlas). Los lugares ideales (que son los que hacen que dudes de que aquello es una mera casualidad).  Y escribiría cosas que sé que serían significativas para mí, que al leerlas me hicieran pensar que alguien anda cuidando de mi.

He estado pensando en algunas de estas notitas que irían apareciendo de forma gradual y estratégicamente en mi pasado. Porque si puedo mandarme una carta, puedo también mandarme más de una notita. Y estas son algunas de las imprescindibles:

  • Se te está olvidando sonreír.
  • Aléjate de esa báscula.
  • Y esta decisión ¿por quién la has tomado?
  • Esto también pasará. (y años más tarde me encontraría con este post de Tand de Naranja)
  • Sí, eso también puedes hacerlo o Sí, esa también eres tú.
  • Estás dónde tú te has colocado.
  • Di lo que sientes.
  • Vives donde vive tu atención.
  • Lo perfecto es enemigo de lo bueno.
  • ¿Hola? ¿Queda algo de sentido del humor por ahí?

Mientras las releo dudo de si son las más importantes o las más adecuadas. Podrían ser muchas más, pero la cantidad a veces abruma y desvanece el impacto. Y, al fin y al cabo, si estás son las que me han venido repasando mi historia, es que son las correctas.

De hecho, seguramente que a mi yo del futuro también les serán útiles. Os dejo, voy a esconderme algunas notitas esperando encontrarlas algun día. Cuando menos lo espere.

No Comments Found

Leave a Reply